Saltar la navegación

1.7.- El Plan de Prevención de Riesgos Laborales.

Caso práctico

Fotografía de la parte superior del cuerpo en la que aparece Marta mirando a cámara y tocándose el pelo con la mano derecha.

Marta plantea a sus compañeros si su actividad supondrá un riesgo para su salud y si de alguna manera podrán evitarlo. Saben que casi están en los inicios de su vida laboral y no quieren menospreciar su salud, por ello se informan. Descubren que la posibilidad de caidas, quemaduras, cortes y punzamientos, contactos eléctricos, incendios, daños ergonómicos y psicosociales, son característicos del sector, y que deben respetar una normativa en materia de riesgos laborales. También encuentran en Internet la página Web del Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo, que edita interesantes publicaciones.

Fotografía de tres eslabones de una cadena de color metálico sobre fondo blanco.

¿Se pueden prever los riesgos a los que van a estar expuestos las personas que trabajan en una empresa dedicada a la restauración?

Si es así ¿cuáles son esos riesgos? ¿Por qué es necesario realizar un plan de prevención de riesgos laborales? ¿Quién es la persona responsable de la prevención? ¿Dónde podemos encontrar información en materia de salud laboral?

Actualmente es aceptado que todos los trabajos comportan unos determinados riesgos, lo cual también afecta al personal del sector de la Restauración.

Cocinero cortando.

¿Cuáles son los riesgos específicos del sector de la Restauración?

  • Caidas al mismo y distinto nivel.
  • Cortes y punzamientos.
  • Quemaduras. Contactos eléctricos.
  • Riesgos por exposición a productos químicos.
  • Riesgos por sobreexposición al calor y al frío.
  • Riesgo de incendio.
  • Riesgos ergonómicos por sobreesfuerzos y posturas forzadas.
  • Riesgos psicosociales: estrés, fatiga...

¿Y con qué obligaciones tenemos que cumplir?

Podemos citar como principales obligaciones en materia de prevención las siguientes:

  • Nombramiento del responsable de prevención en la empresa. Puede ser la propia persona empresaria en el caso de que desarrolle su actividad en la empresa y ésta posea hasta 10 personas en plantilla.
  • Elección de un delegado o delegada de prevención entre los trabajadores y trabajadoras, que será su representante en materia de salud laboral.
  • Formación de un Comité de Seguridad en empresas de más de 50 trabajadores o trabajadoras. Será un órgano paritario, es decir, con representantes de la empresa y del personal.
  • Confección de un Plan de Prevención, a través del cual se integra la actividad preventiva de la empresa en su sistema general de gestión y se establece su política de prevención de riesgos laborales. Debe ser aprobado por la dirección de la empresa, asumido por toda su estructura organizativa, en particular por todos sus niveles jerárquicos, y conocido por todos sus trabajadores y trabajadoras.