Saltar la navegación

2.7.- Trámites en el sector.

Caso práctico

¿A qué actividad se va a dedicar CONTIGO S.L.? Se trata de una empresa vinculada al sector de la restauración. Nuestros amigos tienen que indagar los trámites específicos de este sector. Para ello, han sacado sus apuntes del Módulo de Empresa e Iniciativa Emprendedora.

Fotografía del Ayuntamiento de Tomelloso.

¿Qué requisitos exige la ley para montar una empresa relacionada con la restauración? ¿Precisará de algún trámite específico? En este apartado te proponemos que investigues sobre estas cuestiones, para incrementar tus conocimientos sobre el sector de la restaruación y para completar tu plan de negocio con los trámites específicos de tu proyecto.

Las empresas privadas que se dedican a la restauración cumplimentarán los mismos trámites que cualquier otra empresa, pero además, deberán atender a las especificidades propias de la actividad y a las exigencias de la Comunidad Autónoma y del Ayuntamiento al que pertenezcan. Y además, en este sector, la normativa propia es especialmente importante y deberás consultar en tu Ayuntamiento y en la Comunidad Autónoma para concretarlo. Vamos a ver algunos ejemplos.

Los trámites van a depender también del tipo de establecimiento (O. M. de 17 de marzo de 1965 sobre ordenación turística de restaurantes), pues a la hora de solicitar la licencia del local en el Ayuntamiento, los locales deben ajustarse a la normativa propia y deberemos acompañar a la solicitud, el informe técnico que nos hará un arquitecto o aparejador.

Los principales tipos de establecimientos de restauración y sus características, son comunes para toda España y son los siguientes:

  • Restaurantes: son establecimientos con cocina y comedor, que ofrecen comidas para ser consumidas en el mismo local. La instalación de maquinara y útiles de cocina, refrigeración, elevadores, etc. debe reunir las condiciones técnicas exigidas. Debe garantizarse la ventilación y disponer de aparatos contra incendios.
  • Cafeterías: disponen de barra y servicio de mesas en un mismo lugar. Existirán distintos tipos según sus características.
  • Bares especiales: locales cerrados destinados principalmente al consumo de bebidas con ambientación musical.
  • Discotecas y salas de baile: locales cuya actividad principal es la de ofrecer al público la posibilidad de bailar, aunque también ofrezcan bebidas.
  • Terrazas de veladores: Las terrazas de veladores son instalaciones ubicadas en suelo público o privado que están formadas por mesas, sillas, sombrillas, toldos, jardineras y otros elementos de mobiliario urbano móviles y desmontables y desarrollan su actividad de forma accesoria a un quiosco (de temporada o permanente) o a un establecimiento principal.
  • Empresas de catering: se dedican al suministro de comida preparada a sus clientes.

Recuerda que para cada uno de ellos, los requisitos serán distintos y la posibilidad de que el Ayuntamiento nos conceda la licencia, dependerá de que los cumplamos.

Las licencias que solicitaremos en el Ayuntamiento son:

  • Licencia de Actividad, que puede oscilar entre los 3 y los 12 meses, dependiendo del Ayuntamiento del que se trate y supone que tu establecimiento reúne todos los requisitos exigidos por la normativa sectorial de aplicación (urbanística, medioambiental, higiénico-sanitaria, de prevención y protección de incendios, etc.).
  • La Licencia de Apertura y Funcionamiento que tiene por objeto autorizar la puesta en uso de los edificios, locales o instalaciones, previa constatación de que cumplen las condiciones de la Licencia de Actividades y de que se encuentran debidamente terminados y aptos, según las condiciones urbanísticas, ambientales y de seguridad de su destino específico.

Además según el tipo de negocio de restauración que vas a poner en funcionamiento, debes obtener autorizaciones específicas y proceder a la inscripción de tu negocio en los registros oficiales correspondientes, normalmente de la Consejería de Turismo de tu comunidad autónoma.

Cartel con la inscripción “Se Traspasa”.

Los traspasos son una forma de no empezar desde cero. Cuando el titular de un negocio, sea o no propietario del local, ha conseguido adecuarlo a los requerimientos del Ayuntamiento y ha conseguido las licencias, puede traspasar el negocio a otra persona, a cambio de un montante de dinero. Como la obtención de licencias en este sector es bastante complicada, los traspasos suelen ser caros, pero nos evitamos las obras, pagar al arquitecto, complicaciones con los vecinos... y los trámites para conseguir las licencias. Eso sí, nos comprometemos a continuar con los trabajadores y trabajadoras que estuvieran contratados y nos pueden subir el alquiler hasta un 20%.