Saltar la navegación

2.1.- Introducción a la laminación.


Al obligar al material a pasar entre los dos rodillos éste se deforma, es decir, se modifica su sección transversal a base de reducir su espesor. No obstante, cuando se trata de laminado de perfiles no se habla de reducción de espesor, sino de deformación de la sección.

Como puedes ver en el vídeo de la izquierda, en el proceso de laminación el movimiento de giro de los rodillos es lo que hace avanzar al material. Estos rodillos, separados entre sí una distancia menor que el espesor de entrada, giran para atraer el material y mantenerlo apretado entre ellos.

Al disminuir el espesor se produce un alargamiento de la longitud del material, o de la pieza, es decir, se produce una disminución de sección que se traduce en un aumento de la longitud.

 
Esquema de las zonas de deformación en laminación.

Zonas de laminación

Se pueden diferenciar tres zonas de laminación: la de entrada, la de deformación, y la de salida.

La deformación máxima tiene lugar en la zona de deformación, en el plano que pasa por los ejes de los rodillos.

En la zona de salida, cesa la presión que los rodillos ejercían sobre el material, produciéndose una ligera dilatación; esto es debido a la elasticidad del propio material, que va a tender a recuperar en parte su forma primitiva. En esta zona la velocidad del material va aumentando a medida que va pasando entre los rodillos, es decir, se produce una aceleración. Esto es debido a que a la velocidad de entrada hay que sumarle el aumento de longitud que se va produciendo por unidad de tiempo.

Para que lo entiendas bien, piensa que por unidad de tiempo tiene que salir más longitud de material de la que entra.

La principal aplicación de este proceso es la laminación del acero. Partiendo de lingotes de acero, al laminarlos, se convierten en una de las formas intermedias: tochos, lupias o planchas. Las lupias se utilizan para generar perfiles laminados y elementos para el ferrocarril. Los tochos se laminan para obtener barras y varillas. Mientras que las planchas se laminan para producir chapas, láminas y tiras.

Debes conocer

Materiales empleados en laminación

La propiedad primordial que deben reunir los materiales para poder ser laminados es la ductilidad (maleabilidad), como lo hacen los siguientes materiales: acero, aluminio y sus aleaciones, cobre y sus aleaciones.