Saltar la navegación

2.4.- Tipos de trenes de laminación.

Esquema descriptivo de un laminador de cuatro rodillos.

La clasificación de los diferentes trenes de laminación se hace según la cantidad de cilindros, según la disposición de las cajas, o según la función que estos realizan.

  • Trenes de laminación según la cantidad de cilindros

Según la cantidad de cilindros que tenga cada caja, éstas se dividen en cajas dúo, cajas trío, cajas de cuatro rodillos, etc.

Dependiendo del sentido de rotación de los mismos, las cajas pueden ser reversibles o no reversibles. Una caja es reversible cuando el material puede pasar entre los rodillos en ambos sentidos. Generalmente, esta reversibilidad se consigue haciendo girar a los rodillos en ambos sentidos.

  • Laminador de cuatro rodillos o cuarto : caja de cuatro cilindros horizontales situados en un mismo plano vertical.
Esquema descriptivo de un laminador en racimo.
  • Laminador múltiple o de racimo : estos laminadores se componen de múltiples cilindros. El hecho de añadir cilindros que giran a la vez que los dos que realmente laminan el material es para que éstos tengan más apoyo y conseguir que no flexionen en toda su longitud, y el espesor del material de salida será más uniforme de esta manera.

Tanto el laminador cuarto o el de racimo se emplean cuando se quieren obtener chapas laminadas de relativamente pequeño espesor

V0 y V1 son las velocidades de entrada y de salida, respectivamente, las cuales son diferentes. 

La reversibilidad permite que se hagan varias reducciones con el mismo juego de rodillos, pasando simplemente el material a laminar varias veces desde direcciones opuestas. La mayor desventaja de estos laminadores es debida a los problemas técnicos asociados a la reversibilidad de la dirección.

  • Trenes de laminación según la disposición de las cajas
    Esquema descriptivo de un tren lineal.
    • Lineales: formados por varias cajas, cuyos ejes están dispuestos en línea, por lo que incluso pueden ir acoplados al mismo motor pero con el inconveniente de que todas las cajas funcionan a la misma velocidad. El material pasa por cada una de las cajas en uno y otro sentido, formando un bucle, lo cual permite obtener reducciones considerables de sección.

No son de uso muy habitual.

Esquema descriptivo de un tren continuo.
    • Continuos: el material se hace pasar por varias cajas, dispuestas en serie una a continuación de la otra. La velocidad de rotación de los cilindros ha de estar sincronizada, de manera que cada caja gire con la velocidad de salida del material en la caja anterior.

Son la variedad más frecuentemente utilizada.

Esquema descriptivo de un tren semi-continuo.
    • Semicontinuos: son una variante de los continuos, en los que el curso del material se puede interrumpir entre las diferentes cajas, cuando por ejemplo se desea dar algún tratamiento intermedio.

    • Escalonados: las cajas forman varias líneas, que funcionan con velocidades independientes, lo cual permite aumentar la velocidad de las cajas acabadoras para obtener mayor rendimiento.

      Esquema descriptivo de un tren escalonado

Este tipo de disposición se emplea cuando la sección de desbaste es excesiva para laminarlo por ejemplo en un tren en línea.

  • Trenes de laminación según la función que realizan
    • De desbaste:
      • “Blooming”: si obtienen tochos de sección cuadrada.
      • “Slabbing”: si son de sección rectangular.
    • De palanquilla: se reducen los tochos cuadrados para obtener palanquilla y los palastros para obtener llantones.
    • Para redondos: para la obtención de redondos de acero.
    • Para laminación de perfiles: estructuras regulares en doble T, en U, etc.
    • Para laminación de chapas: para laminar planchas o chapas en caliente y en frío.

Para saber más

Puedes ampliar información accediendo al siguiente documento donde se ven los elementos que forman parte de un tren de laminación.