Saltar la navegación

4.1.- Introducción al estirado y trefilado.

Como puedes ver en el vídeo de la izquierda, en el proceso de estirado de una barra consiste en reducir su sección transversal, haciéndola pasar por tracción, es decir, tirando de ella, a través de la abertura de una matriz.

De manera similar, en el proceso de trefilado la operación de estirado se realiza a un alambre.

La diferencia entre ambos procesos, por lo tanto, estriba en el diámetro del material procesado y el tipo de máquina usada. Muy a menudo el trefilado se hace en varias pasadas. El estirado se hace en una única pasada.

En el estirado, el material tiene una sección de más de 10 mm de diámetro, mientras que en el trefilado el material tiene un diámetro inferior a ese valor.

El estirado del material se emplea para la calibración y mejora de sus propiedades mecánicas, como por ejemplo la dureza, para así favorecer la mecanización de dicho material. El trefilado, por el contrario, se emplea más bien para adelgazar, consiguiendo también con ello la mejora de las propiedades del material.

Las características generales del proceso de estirado son muy similares a las de la extrusión. A menudo se usa como una operación complementaria a la extrusión, con el objeto de reducir el espesor de las paredes, mejorar el acabado superficial, o modificar las propiedades mecánicas de los productos extruidos. Y, aunque el estirado se use principalmente como operación de acabado de barras y alambres laminados para producir barras de secciones redondas, también pueden estirarse secciones cuadradas o de otras formas.

Autoevaluacion

Determina a qué tipo de proceso pertenecen las características de la siguiente tabla, indicando en la casilla correspondiente de la columna de la derecha: E para el proceso de estirado y T para el proceso de trefilado.

Característica Proceso
El proceso consiste en la operación de estirado de un alambre.
Sus características son muy similares a las del proceso de extrusión.

Este proceso requiere varias pasadas.
El material tiene una sección menor a 10 mm de diámetro.
El proceso consiste en reducir su sección transversal de una barra.

Habilitar JavaScript

Materiales empleados en estirado y trefilado

Los materiales deben reunir una serie de características para poder ser estirados, entre las que destaca la ductilidad, propiedad de los materiales para estirarse. Además, es importante que sean resistentes a los esfuerzos de tracción sin llegar a romperse.

Por otro lado, es condición indispensable que los materiales para estirado sean homogéneos en cuanto a composición y estructura, ya que cualquier defecto puede provocar una rotura.

Los materiales típicos para los procesos de estirado y trefilado son el Aluminio y aleaciones, Cobre y aleaciones, Magnesio y aleaciones, Aceros al carbono y Aceros aleados. Todos ellos son típicos materiales para el estirado, incluidos los aceros aleados, que por su dureza se emplean para fabricar puntas, clavos, grapas, etc. No obstante, otros metales como el wolframio o titanio son difíciles de estirar en frío debido a su baja plasticidad a temperatura ambiente.