Saltar la navegación

4.4.- Matriz de estirado.

A la hora de diseñar una matriz de estirado, también denominada dado o hilera, tienes que diferenciar cuatro zonas en ella que son las siguientes:
  • Esquema de la sección de una matriz para mostrar sus zonas de estirado.
    Zona 1 - Embocadura: abertura en forma de campana con ángulos redondeados. Su propósito es el hacer de embudo lubricante en la matriz, previniendo el rayado de la superficie del material de trabajo, sin entrar en contacto con el mismo.
  • Zona 2 - Sección de reducción: es una abertura en forma de cono, con un ángulo de inclinación que varía entre 6º y 20º, en función del material de trabajo. Es la zona donde tiene lugar el estirado.
  • Zona 3 - Sección de calibrado: se trata de una abertura cilíndrica, que es donde se determina el tamaño final del material estirado.
  • Zona 4- Sección de salida: es una abertura en forma de cono, con un ángulo de inclinación de aproximadamente 30º, que es la zona de salida del material estirado.

Ten en cuenta que los ángulos de unión entre estas cuatro zonas suelen estar redondeados para facilitar el flujo de material.

En cuanto a los materiales empleados en las matrices de estirado, como éstas deben presentar gran dureza, se construyen con aceros para herramienta y carburo. Para aumentar su resistencia al desgaste, las matrices de acero se suelen cromar y las de carburo se suelen recubrir con nitruro de titanio.

De todas formas, las hileras necesitan una buena lubricación para aminorar el desgaste que tiene lugar a causa del rozamiento, esta lubricación la aporta el hilo impregnado previamente al pasar por las respectivas cajas de lubricación, dispuestas antes que las hileras.

Por otro lado, para el estirado de alambre se utilizan dados de diamante, aunque por su costo y falta de resistencia a la tensión y tenacidad, se usan en forma de insertos, que suelen ir sostenidos en otra pieza de acero fundido.

A veces el estirado, especialmente el de alambre, se realiza en pasadas sucesivas, para lo que son necesarias también varias hileras. Dependiendo de la variación del diámetro que se desea llevar a cabo en el alambre, es necesario realizar el estirado en varias fases, entre las cuales se debe realizar un recocido, aún con materiales muy dúctiles, a fin de reducir su acritud. Los agujeros de las hileras por lo que va pasando el alambre en cada una de las fases, van disminuyendo progresivamente hasta alcanzar el diámetro que se desea obtener.

Para saber más

En el siguiente enlace puedes acceder a un catálogo para que puedas ampliar información sobre las hileras de diamante que se emplean para el trefilado de alambre.

Hileras de diamante