Saltar la navegación

1.- Representación de formas normalizadas.

Caso práctico

Pieza de revolución con chavetero.

 

Marian sabe que hay piezas normalizadas cuya forma y medidas vienen determinadas según su correspondiente norma. Lo que desconoce es que también puede estar normalizada sólo una parte de la pieza, es decir, que se puede recurrir a una norma específica para determinar las dimensiones o forma de una operación que se va a realizar en una zona de la pieza en concreto.

Normalizar consiste en establecer, mediante una serie de reglas técnicas o normas, las dimensiones y calidades de los productos, con el objeto de simplificar, unificar y especificar las características de los mismos con el fin de lograr un ahorro de tiempo, trabajo y dinero.

Una de las ventajas que ofrece la normalización de piezas es que al representar ciertos detalles como chaflanes, ranuras, avellanados, moleteados, etc., en los dibujos de despiece, las dimensiones y demás datos, se han de obtener de las normas correspondientes.